La bolsa Tragaluz. (UnlibroparaAna)

Advertencia: si usted es de los que piensa que un derroche de cursilería es uno de lambonería, por favor absténgase de leer esto. No pierda su tiempo.

 

Siente, además, en su cuerpo que la vida transcurre imparable. Una vida trajinada entre rezos y secreciones. Entre besos a pieles ocultas y loas a presencias invisibles. 

Póngale play a esto mientra lee

Hace un tiempo Tragaluz publicó una bolsa que daría por compras en su tienda virtual, hace unos días hice un par de tweets pidiendo que alguien hiciera una compra y me regalara la bolsa. La vida transcurría en su cotidianidad hasta que Tragaluz respondió.

tgt

#UnLibroParAna fue sembrado con un tweet y dio un hermoso árbol de aguacate lleno de amor. Esta entrada es para contarle una historia más linda que Begin Again.

La fascinación por el objeto libro, no solo como ente de literatura/información, sino como elemento estético, ha vivido en mí desde tiempos inmemorables. Mi amor por las editoriales que se preocupan por el contenido y por la presentación del libro, se reafirma cada que veo sus catálogos. Las ganas de compartir la belleza, se desbordan y sacan la publicista que hay en mí. Por eso les hablo de Tragaluz Editores.

Hice escándalo en Twitter pidiéndole a la gente -esa que sí tiene dinero-, que hiciera una buena inversión en la compra de un libro e hiciera un buen gesto de caridad, regalándome la bolsa en la que venía (es que quiero tener las cosas lindas que hacen los otros). Hice tanto show que alguien propuso que Tragaluz me regalara la bolsa por la ‘publicidad’. Pero los señores de Tragaluz no son solo seres bellos sino también inteligentes, habría sido muy fácil darme una bolsa… qué pereza la vida fácil, así que, crearon #UnLibroParaAna como campaña que pretende motivar a los amigos a regalar libros. *inserte todos los corazones y unicornios que sean posibles* 

tgtt

Recibí respuestas muy lindas de los otros. De muchos otros. Incluso de otros que ni conozco. Pero fueron dos -otros- que me motivan a escribir esto, para mostrarles que la belleza sí existe y que, sin saber cómo ni cuándo, hay gente que me quiere.

Una persona que nunca me ha visto en la vida, pero de la que tengo muy buenas referencias y que, a pesar del poco tiempo de leerlo, es un ejemplo a seguir (¡ser bicho raro ES HERMOSO!) me escribió que hiciéramos una vaca para comprar el libro. Por supuesto acepté dichosa. Propuse dar la mitad de lo que costara el libro, que él se quedará con el libro y yo con la bolsa. La sola idea de conocer a alguien por un libro me parecía alucinante, pero este personaje tenía que ser encantador y escribir lo siguiente: pero igual el libro también es tuyo, lo puedes ir a visitar. Como si fuera una biblioteca. Como en la casa tengo mucho de ellos, pues también puedes visitar los otros. 

¿No está vomitando un arcoíris con eso? ¡Cuánto cariño para una persona como yo!

Sin embargo, tenía que aparecer el villano* que rompe con la historia de amor. Un villano flaco, crespo, de gafas y saquito de lana, que ama a Kafka (no, no estoy describiendo a Roberto Bolaño). Un villano por el que profeso mi amor: Alejandro. Cuando grande quiero saber lo que sabe Alejandro pero sin la parte de la superioridad intelectual, valga la aclaración.  

¿Puede imaginar cómo un abogado que lee filosofía y ve películas a b/n de 15 horas le dice a alguien que le dará un regalo? Le contaré cómo: ¿Qué libro le gusta y cuánto vale?, es para ver si me alcanza con lo de la alcancía. 

Yo no estaba pidiendo un libro, solo la bolsa. Esa aclaración se la hice y aun así dijo que me daría el libro. No especifiqué ningún libro (así de tanto me gusta Tragaluz), le pedí que lo eligiera él. ¿Recuerda que dije que era un villano intelectual?, pues respondió con un: Pablo Montoya es un gran escritor Colombiano -que no muchos conocen-, Sólo una luz de agua es el libro que me gusta. Lo acepté encantada y él hizo la compra. 

Ahora no solo tenía la bolsa que quería desde el principio, también tenía un libro. #UnLibroParaAna había funcionado porque un amigo me había regalado un libro. Pero aquí no acaba todo.

Fui amada por alguien desconocido, fui amada por un gran amigo y también fui amada por una editorial. Tragaluz no sólo me envió el libro envuelto como regalo y en la bolsa (que tanto quería)-esto lo hace con todos los envíos-, también me regaló otra bolsa (sí, tengo dos. Aún estoy pensando que hacer con la otra) y me regaló una libreta bellísima.

Solo una luz de agua br
“En una, la cicatriz aparece. Una cruz que abarca el dedo pulgar. Es el recuerdo de un pájaro hambriento que comió trigo en su mano”
Libreta br
“Nuestra Medoncia figura en los libros de la ciencia por cautivar con su belleza, en el momento oportuno, los ojos cansado y tristes de un poeta”

¿No están vomitando arcoíris, unicornios, chispitas de chocolate, Quipitos Pops, ositos de goma, estrella fugaces, con todo esto? Yo siento que me va a estallar el corazón de tanto amor y de tanta belleza.

Los que me conocen, los que me leen, los que han compartido conmigo, saben que soy todo un electrón (hola, Daniel); que el pesimismo, la depresión, las ganas de morir, el drama, van de mi mano; y por eso me encanta poder compartir una historia que rompa con todo lo anterior, una historia que parece dirigida por Richard Ayoade, una historia para contar.

Querámonos de muchas formas, que una de ellas sea con libros.

*Villano porque por su intervención no conocí a ese que me propuso la vaca y me ofreció visitar su biblioteca… (bueno al final sí lo conocí, pero por otra cosa)

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Diana Caballero Bolívar dice:

    No entendí por qué Alejandro es un villano intelectual… Chévere pasar por acá. Yo también amo a Tragaluz!!

    Me gusta

    1. Polufonía dice:

      Olvidé mencionar la parte en la que habla mal de otros libros. Y bueno, es villano porque la historia con la primera persona no se dio al final.
      Me alegra verte por aquí, Di. Siembre bienvenida.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s