Frita por los aguacates

Cuando el gusto se vuelve tangible siento que el mercadeo vale la pena.

Hace poco conocí Frida la frita; no creo en las casualidades pero contaré esto como si fuera una:

Estaba navegando en esa red social infernal cuyo nombre no me quiero acordar, cuando de repente vi una foto de una chica que captó toda mi atención: tenía un broche de aguacate. ¿Cómo era posible que yo no tuviera uno?, inmediatamente le pregunté dónde lo había conseguido y me presentó a Rouge, una chica con un lindo proyecto: Frida la frita.

br Agucate mentita.png

De ahí comenzó este amor que crece cada vez que le pido un nuevo broche (ella hace más cosas, pero yo soy una loca por los broches), tiene su colección y también hace por encargos.

Creerán que esto es publicidad política pagada, pero no lo es. Ella no me ha dado dinero ni nada a cambio por hacerle ‘publicidad’ a su proyecto (ojalá fuera así, estoy por cobrarle), es mi necesidad de compartir lo bueno que me da la vida. Por un lado, apoyarla para que este trabajo dé sus frutos y por el otro lado, el de ustedes queridos lectores, para que puedan conocer a alguien que puede diseñar sus accesorios de lo que más les guste.

Qué chimbita es poder llevar mi amor por el aguacate de múltiples formas. ¿Para cuándo un beso que convierta a los hombres en aguacates?

Mi amor nació con un aguacate y sigue creciendo como conejo.

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. ¿Por qué eres tan guapa, Far?

    Me gusta

    1. Polufonía dice:

      Ay no, qué hermoso encontrarte por aquí. ❤

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s